Encuentros Binacionales: oportunidades para el desarrollo educativo

Elliot Eisner sostiene que el último fin de la educación es permitir a los individuos convertirse en arquitectos de su propia educación y, a través de ese proceso, continuamente reinventarse. A ello habría que agregarle que, asimismo, los profesores debemos convertirnos en arquitectos de nuestro propio desarrollo profesional de tal manera que podamos plasmar todos nuestros deseos e inspirar a nuestros  alumnos.

Además del estudio continuo y sostenido que los profesores debemos seguir, las capacitaciones en talleres, convenciones y conferencias, tanto a nivel regional o nacional son una gran fuente de constante renovación y desarrollo personal y profesional. Más aún si estas capacitaciones las podemos realizar con colegas de otros países.

Precisamente, la semana pasada, cerca de 150 profesores provenientes de colegios, institutos y universidades públicas y privadas de Perú y Ecuador tuvieron la gran oportunidad de intercambiar puntos de vista y diversos conocimientos sobre la enseñanza del idioma inglés.

Rodeados de los maravillosos algarrobos y de la gran diversidad de aves, participaron en las conferencias dictadas en los ambientes de la Universidad de Piura por 10 capacitadores de Estados Unidos, 2 de Ecuador, 1 de Colombia y 5 de Perú. Ellos compartieron sus experiencias sobre diversos temas de la enseñanza con colegas de Santa Elena, Loja, Machala y Guayaquil, de Ecuador; y de Lima, Ayabaca, Sullana, Paita, Chiclayo, Lima, Arequipa, Iquitos, Ancash y Cajamarca.

Todo esto fue posible con el apoyo de la Regional Language English Office RELO de la Embajada de Estados Unidos, de la Comunidad de profesores de inglés PERUTEC, de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UDEP y de otras instituciones que auspiciaron este evento, desinteresadamente, en favor de la capacitación y actualización de profesores. En el encuentro también se  pudieron estrechar lazos de amistad entre los profesores del sector público y privado y, al mismo tiempo, entre los colegas de otros departamentos y del Peru y de diversas ciudades de país vecino.

Este encuentro, tercero en realidad, pues anteriormente ya nos hemos reunimos con colegas en otras conferencias en Loja y Machala, ha permitido compartir no solamente temas académicos, sino también experiencias diversas de cultura, música y baile, comidas y bebidas típicas, visitas turísticas a diversos puntos de la ciudad y alrededores. Además, creo que lo más importante es que está creando una conciencia de comunidad que busca unirse para poder enfrentar con mejores recursos la difícil tarea de no solamente ensenar un curso o un idioma sino de educar a nuestras generaciones de alumnos quienes deben tomar como ejemplo que la integración y apoyo mutuo entre personas y pueblos lleva a su superación personal y profesional.

Teniendo en cuenta todos estos resultados positivos, es necesario convencer y animar a más profesores de todos los niveles e instituciones educativas a que se decidan a continuar con su capacitación constante que permita brindar un mejor servicio de calidad. Hoy en día no bastan los estudios profesionales logrados en una universidad sino que, en el caso de los maestros, es necesario estar al día con lo último en la pedagogía. Además, si tanto pedimos, y a veces exigimos a nuestros alumnos, con qué autoridad podemos hacerlo si le rehuimos al estudio, a la capacitación y la mejora.

Las conferencias binacionales e internacionales son el lugar propicio para darnos cuenta de nuestra realidad, para aprender, enseñar y compartir con otros; para inspirar o ser inspirados, y lo que es más importante: para crecer como personas. Estimados colegas, en nuestras manos está contribuir al verdadero cambio de nuestra comunidad con nuestro trabajo profesional y constante; solo hay que decidirnos por este cambio.encuentros_binacionales