Escribir dizque con buenas intenciones

Por Paola Celi Arellano.

Muchas personas consideran la palabra “dizque” como un uso incorrecto del verbo “decir” o como una jerga. Pero, ¿sabía usted que esto no es así? “Dizque” es una expresión vigente en amplias zonas hispanohablantes de América. Procede de la unión de la forma arcaica “diz”, que a su vez es una forma abreviada de la tercera persona del singular de presente de indicativo del verbo “decir” (dice), y la conjunción “que”.

Según el Diccionario Panhispánico de Dudas de la Real Academia Española (2005), el uso de “dizque” no representa ningún tipo de incorrección. Por lo general, se emplea como adverbio, con el significado de ‘al parecer o supuestamente’: “Eran trabajadores dizque muy responsables”; “No asistió a la clase porque dizque el tráfico impidió que llegara a tiempo”. Como adjetivo invariable va antepuesto siempre al sustantivo, con el significado de ‘presunto o pretendido’: “Quería mandar en todo el dizque jefe de la casa”; “Tenía unos aires de grandeza el dizque pituco del barrio”.

Ya sea como adverbio o como adjetivo, “dizque” tiene un matiz de tratamiento despectivo, indicando dudas al respecto de la veracidad de la información: “Tomó todas las decisiones por su cuenta el dizque líder del grupo” (se entiende que hay dudas sobre si la persona de la cual se está hablando es o no un líder) o respecto a la persona enunciadora en el discurso indirecto: “El alcalde prometió reconstruir las carreteras dizque en el mes de marzo” (dudamos de que el alcalde cumpla con lo que ha prometido).

Como mencionamos antes, la palabra “dizque” incluye ya la conjunción “que”, por lo que la repetición de esta se considera incorrecta: *Me dijo que llamó a su hermano en la mañana y dizque “que” le contestó: “no deseo hablar contigo”. En cuanto a su escritura, la grafía que se prefiere es “dizque” frente a “diz que”, forma en dos palabras que aún se documenta. No se considera correcta la grafía *disque, que refleja en lo escrito la pronunciación seseante (rasgo fonético común a todas las hablas hispanoamericanas que consiste en pronunciar la “z”, o la “c” ante “e”, “i”, como “s”).

Con todo lo dicho podemos interpretar el título de este artículo así: “Escribir supuestamente con buenas intenciones”. Espero que los lectores no duden de las buenas intenciones con que he escrito en esta ocasión.

Docente.

Facultad de Ciencias de la Educación.

Universidad de Piura.

Artículo publicado en el diario el Correo, el domingo 19 de 2012.